POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL

La política medioambiental del Centro Comercial Miramar trata de que las acciones que se realicen en el centro sean medioambientalmente responsables para que el desarrollo de las actividades del centro mejoren la situación del entorno.

 

El objetivo principal es identificar las necesidades y oportunidades existentes para maximizar el cumplimiento y las expectativas de las acciones medioambientales en todo el edificio.

 

Para ello, cabe destacar que siempre se intenta alinear en todos los aspectos de la sostenibilidad ambiental, los esfuerzos de los comerciantes con el de los gestores del centro comercial, para que se vean correspondidos por acciones de mejora y buenas prácticas medioambientales.

 

El desarrollo de las acciones tenderá a establecer e implementar unas indicaciones operacionales en cada uno de los aspectos de la sostenibilidad medioambiental (energía, residuos, consumo de agua y limpieza sostenible).

 

Dentro de la política de reducción de consumo eléctrico, se ha priorizado la reducción de encendidos no utilizados y la sustitución de nuevas tecnologías de iluminación que reducen sensiblemente el consumo de energía.

 

El Centro Comercial Miramar tiene acuerdos con distintas empresas gestoras de residuos, por lo que dispone de un amplio espectro de puntos de reciclajes de distintos tipos de materiales, además de promover el uso de materiales reciclados.

 

Para minimizar el consumo de agua, se conciencia a todo el personal del cuidado de ese bien escaso, incorporándolo con un novedoso sistema de reutilización de aguas pluviales para su posterior uso en inodoros.

 

Uno de los puntos importantes de la sostenibilidad es la limpieza con el menor número de agentes químicos posible, por eso la limpieza de las zonas comunes del Centro Comercial Miramar se realiza con agua ionizada generada en el propio centro, eliminando así el uso de componentes químicos y tensoactivos.